Ray-Ban Aviator, cuando el arte de volar se convirtió en una ciencia. • PerilSole
Back to top
  • Cupón 20% FIRST20
  • Free Shipping EU

Ray-Ban Aviator, cuando el arte de volar se convirtió en una ciencia.

Las RayBan Aviator -como se podría esperar- están ligadas a los inicios de la aviación. El 17 de diciembre de 1903 los hermanos Wright se convirtieron en los primeros en realizar un vuelo en un avión controlado. Pero la historia de estas gafas de sol emblemáticas llegaría en la decada de 1920, cuando los nuevos aviones y pilotos ansiaban en volar más alto, más lejos y más rapido.

El campo de pruebas McCook Field en Dayton, Ohio, fue el escerario de aquellas proezas. Nombres ilustres pasaron por esta cuna impresionante de pilotos. Incluso el padre de Buzz Aldrin, (2º hombre en pisar la luna)  Sr.Edwin E. Aldrin, ayudó a establecer la escuela de ingeniería de McCook. Antes de llegar a McCook, enseñó a un joven piloto llamado Leroy Grumman. Una generación más tarde, la compañía de Grumman construyó el módulo de aterrizaje que tuvo Buzz Aldrin a la luna.

Como jefe instructor de pilotos de la epoca, el teniente John Macready del Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos, había asombrado al mundo de la aviación, volando un biplano a una altitud asombrosa de 34.500 pies. Pero muchos de sus pilotos y el mismo padecian las terribles consecuencias que provocaban esas cotas, cogelaciones, deslumbramientos… El intento de uno de los pilotos en el récord de altitud, Rudolph William Schroeder («el Chapo»), es bien descrito como una experiencia cercana a la muerte:

«Después de subir durante una hora y 47 minutos a una altitud de 33,114 pies con una temperatura de -60º,  Schroeder comenzó a sufrir de deficiencia de oxígeno y monóxido de carbono de los gases del motor. Cuando levantó sus gafas por un momento para localizar su suministro de oxígeno de emergencia, la película de humedad entre sus párpados y sus ojos se congeló. Él intentó poner el avión en un suave descenso, pero en cambio cayó en un picado vertical y se desmayó. Recuperó la conciencia después de planear cerca de seis millas y fue capaz de salir a una altitud de 2.000 pies. » Como resultado de este vuelo, la visión de Schroeder quedó afectada para el resto de su vida.

John A, Macready decidió tomar cartas en el asunto y preguntó  a Bausch & Lomb, fabricante de equipos médicos con sede en Nueva York, para crear unas gafas de sol que redujeran los dolores de cabeza, náuseas y deslumbramiento que experimentan los pilotos, por el intenso azul y tonalidades blancas del cielo, El prototipo, creado en 1936 y conocido como ‘Anti-Glare’, tenía marcos de plástico envolventes y lentes verdes que podrían cortar el resplandor sin oscurecer la visión. Las gafas de sol fueron remodeladas con un marco de metal al año siguiente y renombradas como ‘Ray-Ban Aviator‘.

El 7 de mayo de 1937, en Bausch & Lomb sacaron la patente, y la Aviador nació. En 1939, Ray-Ban lanzó una nueva versión del aviador llamada «Outdoorsman». Fue diseñada para grupos específicos, como amantes de la caza, tiro y pesca, y contó con una barra superior llamada «barra de sudor» que fue diseñada para atrapar el sudor que caía en los ojos. Unos años más tarde, en la década de 1940, se introdujeron las lentes de gradiente con un recubrimiento especial en la parte superior de la lente para una mayor protección, pero sin recubrimiento inferior para una visión clara del panel de instrumentos del avión.

Posteriormente y durante la II Guerra mundial el General Douglas McArhur, desembarco con ellas en las playas de Filipinas.

Mientras tanto, Hollywood recogió el estilo y transitó con ella en muchos films .A partir de 1.953 con la película de Marlon Brando «The Wild One», (Salvaje), se convirtió en mito. La inclusión de las Ray Ban aviadores en la película tenía su explicación; muchas de las bandas de motociclistas de la época incluían personas que habían abandonado recientemente el ejército de los EE.UU, quien equipó con Ray-Ban a cierto personal de servicio de su ejercito. Como resultado, una gran cantidad de chicos que se unieron a las pandillas de motociclistas llevaban Aviadores. Pronto, el estilo fue copiado tambien por los aficionados al cine , que fueron atraídos por  la imagen poderosa del rebelde Brando. Una vez más, la vida imitó el arte y las gafas de sol Ray-Ban Aviator se convirtieron en una de las favoritas entre las estrellas de cine y celebridades hasta la actualidad.

¿Qué pasa con las gafas de sol  Aviador de Ray-Ban que hacen de este estilo y icono de la moda tan atractivas? ¿Es la mirada? ¿El pedigrí? Lo cierto es que las Ray-ban Aviator y su forma de lágrima seguirán teniendo un encanto irresistible para cualquier generación. ¿Cuántos otros artículos de moda puede pasar a través de casi 80 años sin apenas retoques y cambios, y aún así seguir siendo popular?

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *